Home
Sobre Antonio Miranda
Currículo Lattes
Grupo Renovación
Cuatro Tablas
Terra Brasilis
Em Destaque
Textos en Español
Xulio Formoso
Livro de Visitas
Colaboradores
Links Temáticos
Indique esta página
Sobre Antonio Miranda
 
 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fonte da imagem e biografia: http://raulgaray.files.wordpress.com/

CLAUDIA LARS
(1899-1974)

 

Su verdadero nombre fue Carmen Brannon Vega. Nació en Armenia (El Salvador) en 1899 y murió en San Salvador en 1974.

Vida Literaria: Claudia Lars pertenece a la estirpe de las grandes poetas de América. A esa lírica femenina (no por feminista, sino hecha por mujeres plenas) que sacó a la poesía latinoamericana de su postración mojigata, fruto de la sensiblería ochocentista; cantaron al amor con giros eróticos estupendos, con limpia inocencia invocaron la fertilidad de su cuerpo, su fecundación, el goce de vivir, madres que esperaban un mañana alegre para sus hijos: materna pasión que las convertía en tierra que esperaba la semilla de una nueva vida. Estas mujeres poetas son: Juana de Ibarbourou (uruguaya), Alfonsina Storni (argentina), Delmira Agustini (uruguaya) y la chilena Gabriela Mistral (premio Nobel de Literatura, 1945). Gabriela en Chile, como Claudia en El Salvador, no han tenido -entre las mujeres- quienes las acompañen plenamente en la búsqueda del espíritu poético de nuestras gentes, lo esencial de estos países. No tienen continuidad en otras voces femeninas. Claudia Lars escribe una poesía transparente, sin que deje de ser profunda; a veces su maestría formal la gana y olvidamos su mensaje, pero en cada poema suyo se encuentra a un poeta manifestando vivencias, abriendo caminos antes inéditos para nuestra sensibilidad, comunicando un estado de gracia nunca antes de ella ni después encontrado en la poesía escrita por mujeres en El Salvador.

 Obras:  Estrellas en el Pozo (1934);  Romances de Norte y Sur (1946); Donde Llegan los pasos (1953);  Fábula de una Verdad (1959);  Tierra de Infancia (1959); Presencia en el Tiempo (1960);  Girasol (1961);  Sobre el Angel y el Hombre (1962);  Del fino Amanecer (1964);  Nuestro Pulsante Mundo (apuntes sobre una nueva edad) (1969); Poesía Última (1972).

 

TEXTOS EN ESPAÑOL   -   TEXTOS EM PORTUGUÊS

 

NIÑO DE AYER

 

Eras niño de niebla

casi en la nada;

 

nombre de mi sonrisa

detrás del alma.

 

Y era un barco dichoso

de tanto viaje

y un ángel marinero

bajo mi sangre.

 

Subías como el lirio,

como las algas;

 

en tu peso crecía

la madrugada.

 

Y alzando el aire joven

sus ademanes

ya marcaba tu fuerza

de vivos mástiles.

 

¿Prado de nieve limpia,

bosque de llamas!...

Y tú, semilla dulce,

bien enterrada.

 

Escondido en mi pulso,

sin entregarte;

 

pulsando en los temores

de mi quién sabe.

 

Buscabas en mi pecho

bulto y palabra;

 

entre mis muertos ibas

buscando cara.

 

Salías de la torre

de las edades

y en ¡as lunas futuras

dabas señales.

 

No creas que te cuento

cosas de fábula:

 

para que me comprendas

coge esta lágrima.

 

 

ESPEJO

 

En el espejo se perdió la niña de antes,

con sus siete caminos primaverales

y una estrella de lágrimas en el corazón.

El espejo come rostros

y tiempo.

Hoy aparece en su cristal una mujer entristecida.

Quizás también la muerte.

Pero a la muerte..., ¿quién la ve?

 

 

 

TEXTOS EM PORTUGUÊS
Tradução: Antonio Miranda

 

CRIANÇA DE ONTEM

Eras criança de névoa
quase que nada:
nome de meu sorriso
detrás da alma.

E era um barco venturoso
de tanta viagem
e um anjo marinheiro
dentro de meu sangue

Sabias como o lírio,
como as algas;
no teu peso crescia
a madrugada.

E alçando o ar jovem
seus gestos
já marcavam tua força
de vivos mastros.

Prado de neve limpa,
bosque de chamas!...
E tu, doce semente,
bem enterrada.

Escondido em meu peito
sem entregar-te;
pulsando nos tremores
de meu quen-sabe.

Saías da torre
das idades
e nas tuas futuras
enviavas sinais.

Buscavas em meu peito
vulto e palavra;
entre meus mortos ias
buscando a cara.

Saías da torre
das idades
e das luas futuras
enviavas sinais.

Não creias que te conto
coisas de fábula:
para que me entendas
recolhe esta lágrima.

 

ESPELHO

No espelho perdeu-se a menina de antes,
com seus sete caminhos  primaveris
e uma estrela de lágrimas no coração.

O espelho devora rostos
e tempo.

Hoje aparece em seu cristal uma mulher entristecida.
Talvez também a morte.
Mas a morte..., quem a reconhece?

 

Página publicada em janeiro de 2014

 

 


 

 

 
 
 
Home Poetas de A a Z Indique este site Sobre A. Miranda Contato
counter create hit
Envie mensagem a webmaster@antoniomiranda.com.br sobre este site da Web.
Copyright © 2004 Antonio Miranda
 
Click aqui Click aqui Click aqui Click aqui Click aqui Click aqui Click aqui Click aqui Click aqui Click aqui Home Contato Página de música Click aqui para pesquisar